El Barro Negro y las manos mágicas de San Bartolo Coyotepec

El Barro Negro y las manos mágicas de San Bartolo Coyotepec

La población de San Bartolo Coyotepec se localiza a tan solo 11 kilómetros de la ciudad de Oaxaca de Juárez. Se trata de una pequeña y pintoresca comunidad con aproximadamente 3 mil 900 habitantes que es famosa por ser la cuna de una de las artesanías más representativas del estado de Oaxaca, el barro negro.

Su nombre significa “El Cerro del Coyote” y proviene del náhuatl “Coyotl”, cuyo significado en español es “Coyote” y “Tepec”, que quiere decir “Cerro”.

El barro negro, originario de esta población, se distingue por su característico color oscuro, por su apariencia brillosa y por la gran variedad de artesanías que se pueden hacer con él, desde bisutería, hasta esculturas de distintos tamaños y diseños.

En un principio, las artesanías de barro de San Bartolo eran hechas para uso personal y datan de la época precolombina, en la que se esculpían ollas, tazas y demás utensilios del hogar con este material, pero en tonos mate y de color gris.

No fue sino hasta el año de 1950 que la señora Rosa Real comenzó a pulir sus obras de barro negro con una piedra de cuarzo, y a cocerlas a una temperatura más baja, logrando el tono negro y el acabado lustroso que las caracteriza hoy en día.

Con el tiempo, las piezas de Doña Rosa y del resto de la comunidad se volvieron uniformes en calidad y color, y lograron alcanzar una gran popularidad entre los visitantes nacionales y extranjeros que se enamoraron de esta forma de arte mexicano y gracias a ello, reactivaron la economía de la población de San Bartolo Coyotepec, que ahora se ostenta como la cuna del Barro Negro.

El barro negro se extrae en los alrededores de San Bartolo Coyotepec y hoy en día son aproximadamente 600 familias las que se dedican a elaborar piezas en este material, las cuales son más bien esculturas con fines decorativos como silbatos, bases para lámparas, figuras de animales, ánforas para mezcal, jarrones y ollas con impresionantes calados.

Actualmente, aparte de visitar el Mercado de Artesanías y el Museo de la Cerámica de la localidad para adquirir y admirar esculturas en barro negro, también se pueden visitar los talleres caseros en los que los talentosos artesanos elaboran sus obras, pudiendo observar en vivo el procedimiento de tallado, pulido y horneado de cada pieza. También es un gran atractivo turístico el taller de Doña Rosa, el cual es ahora atendido por sus hijos, en donde se pueden admirar los premios obtenidos por esta famosa ceramista, así como una gran colección de historia en imágenes.

Así que, cuando estés en Oaxaca, no dudes en darte una vuelta por esta hermosa población para conocer sus obras de arte en barro negro, y las manos mágicas de quienes lo trabajan.

Imagen: Inakiherrasti

Deja un comentario

Nombre (requerido)
Email (requerido)
Comentario (requerido)

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>